¿Qué es el USO RACIONAL DE LA ENERGÍA?

Ahorrar energía es cuidar el medio ambiente y también es ahorrar el dinero de todos, aplicando para ello todas las medidas y controles que estén a nuestro alcance.

Es sabido que cuando un recurso escasea, lo mejor es utilizarlo discretamente, resguardando su consumo para cuando es estrictamente necesario.

Pero el “uso racional de la energía” no busca hacer un uso recortado de los recursos, sino un uso eficiente que implique el NO desperdicio de la energía.

Según estimaciones del sector, el uso racional de la energía tanto a nivel domiciliario como a nivel industrial significaría un ahorro en el consumo del orden del 15 al 20%.

Este ahorro postergaría el agotamiento de los recursos no renovables utilizados en la generación de electricidad, dándole tiempo al país para llevar a cabo las obras necesarias y devolverle al sistema eléctrico la fortaleza perdida a partir de la crisis, además de representar un ahorro económico concreto para el castigado bolsillo de los usuarios.

El uso eficiente de la energía, de ninguna manera busca frenar o desacelerar el crecimiento industrial sino más bien todo lo contrario.

Indudablemente estamos hablando de una práctica que, en definitiva, contribuiría a mejor nuestra calidad de vida. 

El objetivo principal de programa es  “cambiar hábitos y actitudes” en todas las áreas de nuestra localidad con el fin de lograr un uso eficaz de la energía.

Compromiso Energético

La solicitud de la adhesión al programa nacional fue efectuada por el Organismo de Control de Energía Eléctrica de la Provincia de Buenos Aires  (O.C.E.B.A), con el fin de tomar las medidas necesaria y acciones mínimas para el ahorro de energía como ser:

  • cambiar las lámparas incandescentes por las de bajo consumo.
  • apagar luces innecesarias
  • apagar las PCs al terminar la jornada laboral.
  • graduar los equipos de aire acondicionado en 24º en verano y 20º en invierno.
  • Apagar todo equipamiento una vez que deja de utilizarse ej.: fotocopiadora, monitores, impresoras, TVs y demás equipos que consuman.
  • Configurar las opciones de energía de la PC de manera que el apagado sea automático luego de 10 minutos de inactividad.
  • NO utilizar de estufas de cuarzo, éstas consumen más energía que los acondicionadores de aire.
  • Apagar los expendedores de agua fría y caliente, cuando no se los utilice o al final de la jornada.
  • No dejar hornallas o cafeteras eléctricas en calentamiento permanente.

Estas serían sólo algunas de las acciones de lo que hemos llamado cambio de conductas.

– Ante cualquier consulta, no dude en comunicarse con nuestra GUARDIA DE CELP al 40-7777 durante las 24 HS. –